Bomberos dieron refugio a varios perros callejeros durante fiesta de año nuevo.

Como todos sabemos, los que más sufren con los fuegos artificiales de Año Nuevo son las mascotas, incluso algunas comunidades decidieron no realizar espectáculos pirotécnicos este año.

Pero en algunas otras se realizaron shows de muchos minutos y hasta en deferentes puntos de lanzamiento.

Bomberos dieron refugio a varios perros callejeros durante fiesta de año nuevo
Bomberos dieron refugio a varios perros callejeros durante fiesta de año nuevo

En búsqueda de refugio para esos largos minutos, varios perros callejeros buscaron refugio hasta en los sitios menos pensados.

Afortunadamente varios de ellos consiguieron resguardo. Y, nada ni nada menos, que en el cuartel de la Décima Compañía de Bomberos de la ciudad, que publicó lo sucedido en sus redes sociales.

Esperemos que muchas otras instituciones sigan el mismo ejemplo.

Las causas pueden ser:

– Falta de habituación desde cachorros a este tipo de ruidos

– Sobreprotección o respuesta exagerada por parte del dueño hacia el perro cuando se produce este tipo de ruidos (abrazarlo fuerte, decirle “pobrecillo”…). Ante un ruido fuerte debemos reaccionar como si no pasara nada, para que el perro no se preocupe. Si ve a su dueño tranquilo, él se tranquilizará.

– Una experiencia traumática anterior, como una exposición muy cercana a fuegos artificiales en perros con hipersensibilidad en el oído.

El miedo a los cohetes en los perros es normal; el problema grave viene cuando ese miedo no se trata y crece hasta convertirse en una fobia. Esta fobia puede provocarles ansiedad, taquicardias, hiperventilación, y en casos más extremos, y menos probables, nuestras queridas mascotas pueden llegar a sufrir un paro cardíaco.

Podemos ayudarlos:

– No lo dejes solo, no es recomendable dejar a un perro solo en casa, especialmente si tiene mucho miedo y lleva a cabo conductas destructivas.

– Aíslalo del ruido: al margen de cerrar las ventanas durante los fuegos, también puedes poner música relajante con un volúmen alto. Aunque percibirá igualmente las vibraciones, el sonido no será tan impactante.


– Ofrécele una distracción: aunque algunos perros se niegan a comer o a jugar en estos momentos, ofrecerle un hueso crudo, un juguete expendedor de comida o su peluche favorito puede ayudar a distraerle.

Recordemos que nuestras mascotas confían en nosotros y debemos protegerlas.

Fuente:  Décima Cía. Valpo

Visita también:

Perro pasó 4 años en la perrera e iba ser sacrificado porque la gente pensaba que era “malo”.

Mujer encuentra a un pequeño chihuahua congelándose y llorando dentro de un bote de basura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *