Hizo su examen para convertirse en perro policía, pero no lo aceptaron por ser demasiado cariñoso.

Cumplió satisfactoriamente con todas las pruebas físicas, pero fue el único reprobado.

A veces existen un montón de factores, con los que podemos reprobar una tarea o un test. ¿Pero reprobar por ser demasiado tierno? Parece ser una broma.

Sin embargo esto fue lo que le sucedió a un cachorro llamado Gavel, que fue presentado en la Casa de Gobierno de Queensland, en Australia, hace más de un año, como el futuro perro de seguridad de la Policía, pero no pasó el examen.

Paul de Jersey, el gobernador de Queensland, en 2016 presentó al cachorro para el departamento de Policía, el que tendría un entrenamiento especial durante un año para convertirse en el perro de seguridad de la fuerza de la gobernación.

Cuando presentaron a Gavel ante la prensa, nada hacía pensar que el cachorro no terminaría sus “estudios”, ni que sería expulsado por ser considerado “demasiado tierno” para el servicio de la seguridad pública.

Pese a este obstáculo en su vida y para alegría de todos, Gavel no tuvo problemas en encontrar un nuevo trabajo, más acorde con su afable carácter: desde febrero de este año, Gavel es el primer Perro Real Oficial, encargado de acompañar a los visitantes y turistas de la Casa de Gobierno.

Gavel, además de hacer su historia viral, ya es todo una figura pública, también participa de todas las fotos oficiales junto al Gobernador Paul de Jersey y disfruta muchos momentos de esparcimiento donde puede hacer lo que más le gusta: tirarse patas arriba para que lo acaricien.

Ahora sus funciones incluyen dar la bienvenida a los turistas, además participa en entrevistas junto al gobernador Paul Jersey.

Si te gusto esta historia comparte con tus amigos.

Fuente: guioteca

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *