Video: La emotiva historia de Nano, el gato al que amputaron las orejas encuentra finalmente una familia.

Nano, el gato al que amputaron las orejas fue rescatado en la urbanización de Toledo, España. Allí mismo, pudieron comprobar cómo presentaba numerosas heridas y había sido víctima de maltrato animal.

El equipo de Animal Rescue España lo llevó a sus instalaciones y lo examinarlo detenidamente para descartar que el pequeño animal de apenas unos meses tuviera alguna otra afección.

Gato al que amputaron las orejas encuentra finalmente una familia
Gato al que amputaron las orejas encuentra finalmente una familia

Los veterinarios curaron sus heridas y finalmente han podido encontrar un nuevo hogar que lo acoja, gracias a la colaboración de una benevolente y generosa familia.

De entre las numerosas peticiones de adopción que la protectora recibió, solo una se ha llevado el gato.

Cuando fue encontrado, las cosas no pintaban demasiado bien para el gatito, ya que sus orejas estaban plagadas de gusanos y corría el riesgo de perder la audición.

Los expertos pudieron determinar que alguien había cortado sus orejas debido a que eran cortes limpios, por lo que no dudaron ni un segundo en considerarlo como tal.

Gracias a sus rescatistas ha podido comenzar su proceso de recuperación, ubicada en la periferia madrileña, que lo describe como un gatito muy “tierno y cariñoso”.

Las cifras de abandono animal en España han alcanzado una situación crítica en los últimos años especialmente en la temporada de verano.

Tantos son los animales desamparados que las protectoras tienen problemas de espacio en sus instalaciones, según publicación de Los Replicantes y el video de Animal Rescue España.

La Fundación Affinity  contabilizó el abandono de 104.688 perros y 33.719 gatos en 2018. Un 28% de ellos pudieron regresar con sus familias, en su mayoría perros.

Visita también:

Hombre es llevado a la comisaría por pasear a su perro y su esposa pide a gritos que devuelvan a la mascota. (Video)

Refugio organizó una fiesta de cumpleaños para este gato, pero nadie asistió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *