Padre se sorprende al ver en que gastaba su hijo las propinas y decide ayudarlo.

Ken, un niño de nueve años soñaba con ayudar a los perros callejeros y encontrarles un hogar, así que inició un refugio ayudado con sus propinas, el Happy Animals Club desde el garaje de su casa.

El padre de Ken sorprendido y contento a la vez, lo ayuda a administrar el sitio web y juntos recolectan donaciones para financiar la atención veterinaria y la comida.

Este niño inicio un refugio para perros callejeros desde el garaje de su casa
Este niño inicio un refugio para perros callejeros desde el garaje de su casa

Él de Filipinas siempre soño con abrir un gran refugio, pero nunca imaginó que ese día llegaría tan rápido.

Inicio un refugio en su garaje, y ahora está arrendando un espacio lo suficientemente grande como para ayudar a más animales necesitados.

Ken ha disfrutado ayudando a los animales de la calle en su vecindario durante mucho tiempo. Pasa tiempo con ellos y los alimenta, pero ha estado esperando poder hacer más.

Él ha estado soñando con tener suficiente dinero para abrir un refugio sin fines de lucro y sin muerte para ayudarlos realmente.

Hace unos meses su historia llegó a Internet, tocando corazones en todo el mundo. La gente comenzó a enviar donaciones  para ayudarlo a lograr su objetivo.

“Obtuvimos suficiente dinero para alimentar a los perros de la calle y darles alimentos enlatados de alta calidad y brindarles atención veterinaria”, dijo Ken en su sitio web (con la ayuda de su padre).

Este es un gran desafío porque en Filipinas la mayoría de la gente quiere perros de raza pura. No les gustan los perros callejeros, aunque los perros callejeros son igual de inteligentes, igual de leales y tan amorosos “.

Gracias a Ken y sus partidarios, estos hermosos perros y aquellos como él tendrán una segunda oportunidad en la vida.

Fuente: Littlethings

Visita también:

Una perrita abandonada muerde su pata hasta amputársela y liberarse de su cadena. (Video)

El perrito que espera un vuelo que no volverá, lo abandonaron en el aeropuerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *