Mujer fue al mercado y los clientes no lo podían creer como vestía. (Video)

La vestimenta es el reflejo de tu personalidad. Vestirse de una forma adecuada y profesional es sumamente importante tanto para hombres como para mujeres.

Es innegable que la apariencia juega un papel importante y es la primera evaluación a la que somos sometidos porque es lo primero que se ve de nosotros. La elección de nuestra ropa rara vez pasa desapercibida entre la gente de nuestro entorno.

Algunos estudios recientes revelan que la ropa que nos ponemos tiene efecto sobre nuestros niveles de desempeño, confianza en uno mismo e incluso nuestras habilidades para negociar. Un atuendo formal y bien diseñado refuerza la confianza y mejora notablemente nuestro desempeño mental y físico.

¿Estás vestido para el éxito? Todo el mundo quiere hacer negocios con una persona que aparece segura de sí misma y vestida con gusto y, probablemente, poca gente prestará atención a alguien que se presenta en una reunión como si acabara de levantarse de la cama.

De acuerdo con diversos estudios, vestir de manera adecuada y acorde al puesto de trabajo que se desempeña ayuda a la creatividad y a tener un pensamiento y una visión más amplia.

¿Por qué deberías prestar atención a la ropa que escoges cada mañana? Solo hay una primera impresión. Según el proverbio, la primera impresión es la última impresión. La primera impresión tiene un peso importante a la hora de crearnos una opinión sobre los demás. La ropa que escogemos dice mucho sobre cómo somos, antes incluso de que hablemos.

Mejora la autoestima. La vestimenta adecuada es una manera de expresarte y demuestra que eres capaz de asumir responsabilidades. Además, vestir un traje o una americana tiene una clara influencia en la autoconfianza y la autoestima ya que da más seguridad.

Captar la atención. Si quieres captar la atención, es básico comprender y practicar el arte de vestirse adecuadamente. Cuando nos vestimos de forma apropiada para cada ocasión, tiene lugar una gran transformación. Nos sentimos seguros y transmitimos positivismo a la gente de nuestro entorno, logrando captar inmediatamente la atención sobre nuestras palabras.

Potencia la productividad laboral. La ropa puede tener un gran impacto sobre cómo trabajamos. Una vestimenta poco apropiada desciende drásticamente nuestra auto-confianza y nos debilita. La ropa adecuada nos motiva, nos ayuda a concentrarnos completamente en nuestro trabajo. Mira el video a continuación:

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *