Perrita muere en brazos de su dueño a causa de los fuegos artificiales de año nuevo.

Para celebrar el inicio del año nuevo, los vecinos de la ciudad de Esquel, en la provincia Argentina de Chubut,  hicieron uso de los fuegos artificiales. En el momento en que comenzaron a explotar, Magui comenzó a ponerse nerviosa.

Magui, era una perra bóxer adulta, murió por un ataque cardíaco provocado por el terror del animal a los fuegos artificiales.

No soporto el ruido de los fuegos artificiales
No soporto el ruido de los fuegos artificiales

El estado de ánimo de la perrita se vio más alterado conforme iba pasando el tiempo, por lo que los dueños llamaron al veterinario para que fuera a atenderla o que les recomendara como tranquilizarla un poco. Fue de pronto, en cuestión de segundos, cuando la perrita tuvo un paro cardíaco y falleció al lado del hijo menor de la familia.

Antonella Modasjazh, madre de familia acusó a los veterinarios de no querer atenderlos porque se trataba de un caso insignificante de fuegos artificiales en perritos nerviosos.

En su cuenta de Facebook, Antonella dio a conocer lo sucedido. “Ella era nuestra amada mascota. Se llamaba Magui y acaba de morir. Era viejita y le tenía terror a la pirotecnia. No sabíamos dónde más meterla. Mientras otros se divertían, ella la estaba pasando muy mal”, relató Antonella.

“Le agarró un ataque, llamamos a todos los veterinarios de Esquel para que nos ayuden y ninguno nos atendió. La perra murió en los brazos de mi hijo, rogándome que llame a alguien para que la viniera a auxiliar”, reclamó la dueña de Magui.

“Les pido, por favor, dos cosas: pirotecnia cero; veterinarios, hagan urgencias”, reflexionó Modasjazh.

Que  su historia sirva para sensibilizar al respecto de cómo sufren algunos animales con la pirotecnia.

Visita también:

Milagro Navideño: Perrito callejero que dormía en un pesebre consigue un hogar.

Perro callejero que deambulaba en un centro comercial es adoptado y convertido en guardia de seguridad. (Video)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *